Hiram I

Nacionalidad: Tiro
969 a. C. - 936 a. C.
Rey



Galería de obras


Comentario

Hijo de Abi-Baal, convirtió Tiro en la ciudad más floreciente del reino fenicio, tras la pérdida del poder de Sidón. Hiram I mantuvo una estrecha relación con el Rey David y con Salomón. Con ambos firmó acuerdos económicos para la edificación del palacio real y del Templo de Jerusalén. A cambio de suministrar material para la edificación de los lugares mencionados, el pueblo fenicio obtuvo trigo y aceite de modo regular durante bastante tiempo. El monarca llevó a cabo una fructífera gestión que le permitió conseguir importantes ganancias. Por otra parte, estas relaciones le permitieron sortear las amenazas de los filisteos, que se dedicaban a atacar en algunos trayectos marítimos. Mientras permaneció en el poder se encargó de mejorar la infraestructura de la ciudad con dos puertos y de levantar un templo en honor a Melkart y Astarté. Entre sus conquistas geográficas cabe recordar la colonización de Kition, en Chipre. Baal-Azor, su hijo, le sustituyó en el trono.

Páginas relacionadas