Hidacio. Hidacio de Chaves

Iglesia de Santa Comba de Bande (Ourense). Exterior
Nacionalidad:
Ourense 395 h. - 479 h.
Obispo e historiador



Galería de obras


Comentario

Aunque de su vida apenas se tiene información, ha pasado a la historia como uno de los personajes más importantes de la esfera política y literaria de Gallecia. Educado en el seno de una familia acomodada, durante su juventud realiza un viaje a Oriente, que más tarde relataría en su "Chronica". Este periplo y su interés por conocer otros lugares y culturas contribuyó a su erudición. Hidacio se relacionó con personajes de la talla de San Eulogio, Juan de Jerusalén o San Teófilo. Desde el año 427 encabezó el obispado de Chaves (provincia de Ourense). En este cargo permaneció más de treinta años. Esta etapa se caracterizó por su lucha contra el Priscilianismo, movimiento que definió como "blasphemissimam et sectam perniciossisimamm". Bajo esta facción religiosa que había sido liderada por Prisciliano se ocultaba un problema político. El priscilianismo había supuesto una división del clero y eso acababa perjudicando la integridad de la Gallaecia y beneficiando a los suevos. Pero esta no fue la única herejía que combatió, ya que el arrianismo también se convirtió en un enemigo para Hidacio. En el ámbito de la política, fue un gran defensor de su pueblo y su tierra, llegándose, incluso, a enfrentar con los suevos para evitar sus conquistas. De su legado literario hay que recordar "Crhonica", una obra que recurre el "Crhonicon" de San Jerónimo y donde recoge algunos de los acontecimientos que vivió la Península Ibérica durante el reinado de Teodosio hasta el de León I. Además, describió el reparto de los territorios hispanorromanos entre los pueblos bárbaros y afrontó las consecuencias del priscilianismo. En definitiva, su obra ha supuesto una fuente indiscutible de información para historiadores a la hora de conocer los pormenores del reinado suevo. Por otra parte, este libro ha sido un ejemplo para autores posteriores como Juan de Bíclaro o San Isidoro de Sevilla. Se le ha llegado a reconocer como el primer cronista de la historia española.

Páginas relacionadas