Gargallo, Pablo

Gran Profeta
Nacionalidad: España
Maella 1881 - Reus 1934
Escultor



Galería de obras


Comentario

Su educación discurre en Barcelona, donde se va a vivir con su familia. Su primer maestro fue Eusebio Arnau, uno de los artistas más destacados de su tiempo. Antes de cumplir los veinte años se inscribe en la Escuela de Bellas Artes de la Lonja, donde Venancio Vallmitjana es su profesor de escultura. Fuera de las clases, canaliza sus inquietudes culturales en el café "Els Quatre Gats", donde conoce a Nonell, Canals y Picasso. En un primer momento sigue las pautas del realismo. A comienzos de siglo, se instala en París durante un año gracias a una beca que le otorga la Escuela de Bellas Artes. La obra de Rodin le causa gran impresión por aquel entonces. En la Ciudad de las Luces entra en contacto con Max Jacob. Su estancia en la capital gala provoca un giro en su arte, que se decanta por las formas del cubismo. Estando en Madrid trabajó como medallista al igual que Querol. Por esta época otro de los trabajos que le asignan es la realización de las esculturas que decoran el Hospital de Sant Pau i Santa Creu de Barcelona. En 1907 vuelve a París y experimenta por primera vez con el metal recortado en la ejecución de una obra que titula Pequeña máscara con mechón. Desde entonces esta técnica se convierte en una referencia constante en su obra. Cinco años después regresa a París y vuelve a encontrarse con Picasso, además de entrar en contacto con otros autores como Manolo Hugué, Gris y Apollinaire, entre otros. En estos años, debido a sus problemas de salud realiza obras de formato pequeño como joyas. Además de su labor como escultor, llevó su arte a las aulas. Sin embargo, en 1923 abandona su faceta docente al secundar a unos profesores que habían sido despedidos. Desde entonces su actividad artística es prolífica. El uso del metal fue fundamental en su obra, así como la concepción del espacio. En este sentido, evita los volúmenes, y se decanta por los huecos, al igual que por las formas cóncavas. La iluminación adquiere un sentido especial en su obra. De Julio González aprendió la técnica de la soldadura autógena. Zaragoza cuenta con uno de los mejores exponentes de su obra: el Museo de Pablo Gargallo, abierto en 1985.

Páginas relacionadas