Félix de Urgel

Beato de Fernando I y Doña Sancha. Adoración a la Bestia
Nacionalidad: España
Siglo VIII
Religioso



Galería de obras


Comentario

Como el arzobispo de Toledo Elipando, sostenía que Jesucristo no era más que el hijo adoptivo de Dios. Considerada una herejía, esta doctrina fue condenada los concilios celebrados en Narbona desde el año 791. Felíx sufrió el destierro y se trasladó a Lyon, donde murió.

Páginas relacionadas