Brunel, Marc Isambard

Retrato de Brunel, Marc Isambard
Nacionalidad: Gran Bretaña
Hacqueville 1769 - Londres 1849
Ingeniero e inventor



Galería de obras


Comentario

Estuvo al servicio de la marina gala durante seis años, ya que sentía cierto apego hacia la política monárquica. Sin embargo, el anuncio de la revolución le animó a emprender un viaje a Estados Unidos. Allí se hizo cargo de varias edificaciones como el teatro de Bowery o las fortificaciones de Nueva York. Aunque el proyecto de Brunel, presentado a concurso para la realización del Capitolio, fue el elegido, algunas circunstancias impidieron que fuese su autor. Cuando regresa a Inglaterra se convierte en un afamado inventor. Una de sus creaciones más útiles para la construcción fue un artefacto para producir poleas de madera, que ofrecían mayor resistencia que las de fabricación tradicional. Se creó una fábrica con tres decenas de máquinas que alcanzó una producción de 10.000 poleas al año. Desarrolló una prolífica labor como inventor. Fruto de sus investigaciones es el autógrafo, un aparato para reproducir la escritura y los dibujos, máquinas con diversas aplicaciones para realizar clavos o cajas de madera; otra para remolcar, etc. Hacia 1814 una sucesión de infortunios provocan su ruina económica. En este tiempo llegó a acumular tal cantidad de deudas que acabó en la cárcel, donde permaneció encerrado durante casi medio año. En la década de los años veinte realizó una de sus obras más emblemáticas: un túnel de poco más de un kilómetro que unía Wapping y Rotherhithe, dos localidades separadas por el Támesis. Para su construcción diseñó un escudo de perforación. Una vez concluida la obra, el tunel sufrió inundaciones. Este y otros inconvenientes financieros le llevaron a retrasar su inauguración durante dieciocho años. Con el paso del tiempo se reutilizó como línea de metro. Gracias a esta obra fue nombrado Caballero. También detentó el cargo de vicepresidente de la Sociedad real de Ingenieros de Inglaterra.

Páginas relacionadas