Blake, Robert

Defensa de Cádiz
Nacionalidad: Inglaterra
Bridgewater, Somerset 1599 - Plymouth, Devon 1657
Almirante



Galería de obras


Comentario

Educado en el seno de una familia adinerada dedicada al comercio, cursó sus estudios en Oxford. Cuando finalizó sus estudios, se quedó a la cabeza del negocio familiar. Pero su escaso interés por los negocios le animó a abandonarlos para ingresar en el Parlamento Corto, que había sido constituido por Carlos I y su objetivo era financiar la campaña contra los escoceses. Poco después se declaró la guerra entre los anglicanos que apoyaban a la monarquía y los del Parlamento. Blake luchó a lado de estos últimos. A lo largo de este tiempo, participó en la batalla e intervino en la defensa de localidades como Lyme o Dorset. Cuando regresó al Parlamento Largo hacia 1645, estableció una estrecha relación con Oliver Cromwell. Cuatro años después, fue elegido jefe de la armada de la Commonwealth. A pesar de su inexperiencia como marino, realizó un destacado trabajo de reestructuración de la flota. Logró bloquear la escuadra del príncipe Ruperto, uno de los defensores del rey, en Lisboa y capturarla en Cartagena. Otra de sus hazañas fue acabar con los piratas de las islas Scilly y desmontó las bases realistas de Jersey. A mediados del siglo XVII, estalló la guerra entre Holanda e Inglaterra. Ambas naciones se disputaban el dominio del Canal de la Mancha. La participación de Blake fue decisiva. Gran estratega, se impuso en el enfrentamiento que tuvo con el holandés Maarten Van Tromp en el combate de Hage. De nuevo resultó vencedor en el Támesis en la lucha contra De Ruyter y Witt. Blake se enfrentó en varias ocasiones más con Van Tromp y sólo en Calais logró derrotar a su eterno rival, aunque esta victoria casi le cuesta la vida. Recuperado de sus heridas, se trasladó a las costas mediterráneas para atacar a todos los estados que habían apoyado al príncipe Ruperto. Entre los lugares afectados cabe citar Túnez, Argelia, Toscana, Trípoli y los Estados Pontificios. Mientras se desarrolló la guerra anglo-española, en la que se pretendía la conquista de Jamaica, el siguiente escenario en que se desarrolló la lucha fue en Santa Cruz de Tenerife, donde se encontraba la flota española. El ataque no sólo provocó importantes pérdidas en el puerto de la isla, además de causar numerosas bajas por el hundimiento de varios barcos. De regreso, le esperaban en su país para recibirle con todos los honores, pero la muerte le sobrevino en el barco, en el puerto de Plymouth. Aunque fue enterrado en la catedral de Westminster, con la llegada de Carlos II al trono sus restos fueron trasladados. Blake dejó escrita una obra sobre estrategias navales -"Instrucciones de Combate"- que serviría de modelo para muchas de las batallas que se desarrollaron en el siglo XVIII.

Páginas relacionadas