Flor, Roger de

Escena de los almogávares II
Nacionalidad: Aragón
1262 - Andrinópolis 1305
Militar y aventurero



Galería de obras


Comentario

Se desconoce su lugar de nacimiento, aunque algunos historiadores apuntan que fue en Cataluña y otros en Brindisi (Italia). Su padre, Ricardo Flor, era halconero de Federico II y murió en un enfrentamiento contra Carlos de Anjou. Por aquel entonces Roger, que tan sólo contaba con 15 años, comenzó a trabajar al servicio de un caballero templario. Años después se produjo su ingreso en la Orden. En 1291, ante el ataque de los sarracenos a San Juan de Acre, Roger de Flor ayudó a numerosos cristianos que partieron con sus pertenencias en sus navíos. Sin embargo, fue acusado de robar los bienes de éstos ante el gran maestre. Estas circunstancias le obligaron a huir. Quiso trabajar para el duque de Calabria, pero éste no acepto su oferta. Finalmente, ofreció sus servicios al rey de Sicilia, Fadrique de Aragón. Desde comienzos del siglo XIV se puso al mando de los almogávares que fueron a Constantinopla en ayuda de Andrónico II. En señal de gratitud, fue nombrado gran duque por el emperador, que además le concedió a su sobrina María como esposa. De nuevo, hacia 1304, volvió a enfrentarse a los turcos al mando de los almogávares. En esta ocasión Andrónico le recompensó con el título de César, que su amigo Berenguer de Entenza había rechazado. Estando Miguel Paleólogo, asociado al poder por su padre, urdió un plan para acabar con Roger. Le llamó argumentando que le necesitaba para preparar una segunda expedición contra los turcos y cuando éste acudió fue asesinado. Los almogávares vengaron su muerte y se lanzaron a una cruenta guerra. Las aventuras de Roger de Flor se extendieron de boca en boca, especialmente gracias a la obra de Ramón Muntaner y otros cronistas catalanes. Incluso, fue protagonista de una leyenda y de algunas obras épicas como el "Rondor de Llobregat" de Rubio o "Lo cami del Sol", de Guimera.

Páginas relacionadas