Bécquer, Gustavo Adolfo

Gustavo Adolfo Bécquer
Nacionalidad: España
Sevilla 1836 - Toledo 1870
Poeta



Galería de obras


Comentario

Nacido en Sevilla, Bécquer es uno de los poetas españoles más importantes y, probablemente, el autor romántico por excelencia.
Hijo de pintor, en 1854 dejó Sevilla para trasladarse a Madrid, en busca de la gloria literaria. En principio desempeñó un empleo modesto, pasando graves apuros e incluso viviendo en la pobreza. Más tarde consigue publicar algunas colaboraciones en periódicos que apenas le dan para mantenerse. En 1861 casa con Casta Esteban, con la que tendría tres hijos. Pero el matrimonio acaba en fracaso, abandonando Bécquer a su esposa.
En 1864 figura como censor de novelas, cargo que debe a González Bravo. Gracias a este empleo consigue mejorar su situación económica, aunque debe abandonarlo en 1868 al ser desalojado su mentor del poder.
Entretanto, Bécquer ha escrito varias de sus obras. En los periódicos ha publicado crónicas de tinte social, algunas de sus Leyendas y Cartas desde mi celda, colección de ensayos costumbristas escritos en el monasterio de veruela. En las Leyendas despliega Bécquer su mejor prosa: elegante, imaginativa, cargada de misterio. Se trata de una colección de 22 relatos de fantasía, muy del gusto romántico, en la que recoge temas del folklore popular. En ellas está presente lo medieval en su sentido más imaginado y fantástico, con castillos, iglesias en ruinas, encantamientos y almas atormentadas.
En 1867 había redactado ya sus Rimas, obra que le dio fama poética y que se sitúan en la cumbre de la lírica española. Perdido el manuscrito antes de ser publicado, durante los avatares de la revolución de 1868, debió reescribirlas de memoria. Las Rimas, setenta y seis poesías, salieron a la luz en principio con el nombre de El Libro de los gorriones, y muestran influencias de Byron, Heine y Musset. En ellas el autor despliega un estilo sencillo y armonioso, cargado de sensitividad y formas que traducen al lector de manera clara las inquietudes del poeta. Bécquer transmite sentimientos, sensaciones, experiencias... con un lenguaje sincero, intimista, alejado de la pretenciosidad y la retórica que caracterizó a otros autores románticos.
Además de las Leyendas, escribió otras obras en prosa, como Cartas literarias a una mujer. Y también cultivó el teatro, adaptando obras francesas e inglesas.
Desde 1858 Bécquer estaba gravemente enfermo, debido probablemente a algún mal venéreo o a la tuberculosis. Desplazado a Toledo, donde vive con su hermano Valeriano, pintor, fallece el 22 de diciembre de 1870, cuando contaba treinta y cuatro años de edad.

Páginas relacionadas