Aling Oriang. Gregoria de Jesús

Sello en honor a Gregoria de Jesús
Nacionalidad: Filipinas
Filipinas 1875 - 1943
Revolucionaria



Galería de obras


Comentario

También conocida como Aling Oriang, era hija de Nicolás de Jesús, oficial del ejército peninsular y gobernadorcillo de su localidad natal. Su madre Baltasara Álvarez Francisco era sobrina de Mariano Álvarez de Magdiwan, uno de los filipinos sublevados en Cavite contra España. Nació en Caloocan en la provincia de Rizal. Desde niña, su padre -masón, antiespañol y partidario de la independencia- la educó en estas ideas.

Su familia tenía una posición desahogada, propietaria de extensas fincas dedicadas al cultivo del arroz. Sin embargo, la temprana muerte de su padre la obligó a abandonar sus estudios muy joven y hacerse cargo de la dirección de la plantación familiar, ocupándose de los arrendamientos y de dirigir a los jornaleros, mientras que sus dos hermanos seguían estudiando en la Universidad de Santo Tomás.

A los 18 años se casó con Andrés Bonifacio, fundador y líder del Katipunan. Trabajó activamente junto a él para organizar y preparar la insurrección. De hecho, fue la fundadora y vice-presidenta de la rama femenina del Katipunam, además de custodiar los documentos y el sello de la sociedad secreta. Su papel fue fundamental durante la organización de la revuelta.

Cuando Bonifacio fue fusilado por su rival Miguel Aguinaldo, Gregoria siguió actuando a favor de la independencia hasta la firma de los acuerdos de Biak-na-bató. Para los filipinos es la "Madre de la Revolución". Su nombre en clave era "Lakangbini" (diosa o musa en tagalo).

El único hijo que tuvo de este matrimonio, el pequeño Andrés, murió a los pocos meses de nacer por las condiciones precarias en que la familia tuvo que vivir en Manila -su casa había sido quemada- y tuvieron que alojarse en las casas de los demás conspiradores, sin domicilio fijo para evitar ser capturados.

El Katipunam estuvo a punto de desaparecer por la traición de uno de sus miembros. No sólo eran perseguidos por las fuerzas gubernamentales, sino que los conflictos internos amenazaban la supervivencia de la organización. De hecho, Bonifacio, capturado por su oponente Aguinaldo, fue condenado a muerte en 1897. Gregoria consiguió huir y refugiarse en las montañas Pasig. Es allí donde conoció a Julio Napkil, un comandante de las tropas katipuneras en el norte de Filipinas, con quien se casará un año más tarde, el 10 de diciembre de 1898.

En 1898 se apartó de la política, frustrada por el establecimiento del dominio de Estados Unidos, y volvió a su casa de Kalocan para hacerse cargo de su propiedad. Allí viviría con su marido y sus seis hijos hasta su muerte en 1943, durante la ocupación japonesa.

Páginas relacionadas