Bobadilla, Isabel de

Cuba, Santo Domigo y Jamaica
Nacionalidad: España
- Madrid 1531
Noble



Galería de obras


Comentario

En esta mujer se juntan cualidades mezcladas de algunas otras mujeres, como María Álvarez de Toledo y Ana Francisca de Borja. Muy enamorada y de sensibilidad exquisita, también era capaz de ejercer su autoridad con firmeza y resolución. Su cualidad más importante fue su bondad y buen juicio.

Doña Isabel, hija de Pedrarías Dávila, fue esposa de Hernando de Soto y celebrada gobernadora de Cuba. Una vez que Soto partió y la dejó en Cuba, la vida de esta mujer se apaga y no hace sino suspirar incesantemente por su regreso.

Doña Isabel y Hernando de Soto se casaron en 1537, cuando él regresó a España después de conquistado el Perú. La dote de Isabel, firmada en Valladolid el 14 de noviembre de 1536, consistía en todo el ganado que poseía su padre en Panamá, sus esclavos y caballos. No tuvieron hijos en común, pero de Soto fue padre de dos hijas de madres indias en América .

Murió en 1543, al poco de haber recibido la triste noticia de la muerte de su marido. Era hermana de Beatriz de Bobadilla, marquesa de Moya. No está claro el parentesco de la madre con Francisco de Bobadilla, el gran enemigo de Colón, aunque se supone que fue su padre, que casó con María de Peñalosa.

La hermana de Isabel de Bobadilla (la esposa de Soto) era María de Peñalosa, esposa de Rodrigo Contreras. Por línea materna, Isabel era sobrina de la marquesa de Moya, quedando establecido su alto linaje.

Muchas fueron las ocasiones en que Doña Isabel dio muestras de su discreción y buen juicio. En realidad, tuvo que vencer grandes obstáculos durante las largas ausencias de su marido. Muchas veces en que de Soto se vio en apuros recurrió a su mujer para que le brindase socorro: en una de ellas mandó siete navíos a Cuba a la orden de lo que Doña Isabel de Bobadilla, su mujer, dispusiese de ellos. En otra ocasión envió a Diego de Maldonado a La Habana para que pidiese a su mujer los bastimentos que necesitaba para continuar su empresa, y así se hizo, y Doña Isabel hizo pregonar por toda la isla ayuda y le fue dada.

Páginas relacionadas