Anguissola, Sofonisba

Retrato de Anguissola, Sofonisba
Nacionalidad: Italia
Cremona 1531-32 - Palermo 1625
Pintora
Renacimiento Italiano
Escuela Italiana

Galería de obras


Comentario

Sofonisba Anguissola nació en Cremona (Italia) en torno a 1532, en el seno de una familia de la nobleza genovesa. Su padre, Amilcare, y su madre, Bianca, tuvieron otras cinco hijas y un hijo. Su nombre fue elegido por sus padres para rememorar a la hermana del célebre héroe cartaginés Aníbal.

Desde pequeña comenzó a desarrollar sus capacidades artísticas, destacando en el dibujo y la pintura. A los catorce años, fue enviada a estudiar con el pintor Bernardino Campi y posteriormente con Bernardino Gatti. En 1554 viajó a Roma, donde conoció y se ganó el respeto de Miguel Ángel, quien compartiró con ella conocimientos y técnicas, apreciando enormemente el talento de Sofonisba para la pintura.

La fama y calidad de los lienzos de Sofonisba creció tanto, que el artista e historiador del arte Giorgio Vasari, autor de la célebre obra Las vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos, escribió que: "Anguissola ha mostrado su mayor aplicación y mejor gracia que cualquier otra mujer de nuestro tiempo en sus empeños por dibujar; por eso ha triunfado no sólo dibujando, coloreando y pintando de la naturaleza, y copiando excelentemente de otros, sino por ella misma que ha creado excelentes y muy bellas pinturas."

Hacia 1558, Sofonisba viajó a Milán, la capital de Lombardía y cuartel general de entrenamiento de los tercios españoles destinados a luchar en Flandes. Precedida por su fama, tuvo la oportunidad de conocer y retratar a Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, III duque de Alba, quien quedó impresionado por su talento y la recomendó personalmente al rey Felipe II. Al año siguiente, el monarca le invitó a la corte de España. Allí su trabajo y su persona fueron muy apreciados. Trabó profunda amistad con la joven reina Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II, y más tarde con Anna de Austria, cuarta mujer del monarca, retratando a ambas y a otros muchos familiares y cortesanos relevantes.

En 1571 contrajo matrimonio con Don Francisco de Moncada, recibiendo una dote de Felipe II, aunque enviudó tan solo ocho años después.

De vuelta a Italia, Sofonisba se casó nuevamente y continuó con su brillante carrera de pintora, sirviendo de inspiración y guía a muchos pintores jóvenes que acudían a visitarla. En 1625 Sofonisba falleció en Palermo, la capital de la isla de Sicilia, a la edad de 93 años.

Aunque la vida y obra de Sofonisba Anguissola es bien conocida en ambientes académicos, el difundir, de forma más amplia y divulgativa, la figura de esta genial pintora, no sería tanto una cuestión de igualdad de género como un acto de justicia histórica y artística.

Páginas relacionadas