Onias III

Muro de las Lamentaciones (Jerusalén, Israel)
Nacionalidad: Judea
- 168 a.C.
Rey 185 a.C. - 174 a.C.



Galería de obras


Comentario

Reinó entre el 185 - 174 a.C. Hijo de Simón II y sucesor suyo en el pontificado, se benefició de la liberalidad de Antíoco III (198 - 187 a.C.) y de Seleuco IV (187 - 175) en favor de Jerusalén y de su templo. Se le definió como un "hombre bueno y bondadoso, de venerable aspecto, suaves maneras y elegante lenguaje". Sin embargo, mantuvo una fuerte enemistad con el superintendente del templo, un sacerdote de la familia de los Bilga, debido a la fiscalidad del mercado de la ciudad y de la administración ilegítima de los depósitos del templo. El sacerdote fue a verse con Apolonio de Tarso, gobernador entonces de Celerisia y Fenicia, y le hizo saber la enorme cantidad de dinero acumulado en el tesoro de Jerusalén no destinado al sostenimiento de sacrificios. Seleuco IV envió a su ministro de hacienda, Heliodoro, con la orden de apoderarse de las riquezas. Esto, finalmente, no sucedió debido a la teórica inviolabilidad del templo. Antíoco IV nunca mantuvo buenas relaciones con Onías III, tal vez por su empeño de no ceder los tesoros. El hermano de Onías III, Josué, propuso un pacto al rey de Siria: nombrarlo a él sumo sacerdote a cambio de cederle una parte del tesoro del templo. Incluso, llegó a cambiarse el nombre por el de Jasón. Antíoco III aceptó el trato y en el 175 a.C. Onías III fue llevado en arresto, ocupando su puesto su hermano. Murió asesinado en el año 168 a.C.

Páginas relacionadas