Akbar, Djelal-Eddin-Moihame

Akbar preside un debate en su
Nacionalidad: India
Amarkot (Pakistán) 25-10-1542 - 1605
Emperador



Galería de obras


Comentario

Hijo del emperador Humayun, su nacimiento se produjo en circunstancias límites, mientras su padre huía tras haber sido derrocado, por lo que su madre, Mariam Makani, dio a luz en el campo. Siendo un adolescente, fue coronado con catorce años. Durante su reinado no sólo contó con el apoyo de su madre, sino que tuvo dos fieles colaboradores, el general Bairam Khan y el ministro Abuu'l Fadl.
Al comienzo de su reinado protagonizó importantes campañas con las que logró ampliar sus dominios a los territorios de Afganistan y el Dekkan. No obstante, su reinado pasó a la historia por ser una etapa pacífica, gracias a las alianzas y acuerdos entre islámicos e hindúes.
Tercer emperador de la dinastía Mogol de India, Akbar fue autor del sistema administrativo de la India, al frente del cual se encontraban civiles. Dividió los territorios conquistados en 15 provincias y en cada una de ellas realizó un catastro para facilitar la recaudación de impuestos. Suprimió la jizira, que era un impuesto que se aplicaba a los no musulmanes y estableció un impuesto uniforme a los campesinos.
Fue el primero en aceptar el epíteto de Mogol, que era el modo en que el pueblo se refería de forma popular a la dinastía Timur. Con su reinado, inauguró el primer estado moderno, que fue conocido con el nombre de Era Divina.
Promotor de importantes obras de arte, construyó una gran sala de oración en Fatehpur Sikri. Este lugar fue punto de encuentro entre numerosos teólogos, dispuestos a debatir asuntos de fe. En 1582 el emperador se declaró infalible en temas religiosos, dando lugar a un nuevo credo, conocido como Sociedad de la Luz. Se caracterizó por aunar elementos islámicos e hindúes, además de adoptar algunos principios relacionados con el sufismo y el cristianismo. Esta corriente, que buscaba la unión del alma con la divinidad, murió con la desaparición de su artífice. Por otra parte, creó un importante centro de traducción e iluminación de manuscritos islámicos e hindúes.
Akbar no sólo fue un gran mecenas de la arquitectura, sino que bajo su reinado otras artes vivieron un espectacular desarrollo como la pintura, escultura y la música. Incluso desarrolló un estilo propio caracterizado por su fuerza expresiva y su frescura. La fortaleza Sharika-Parbat, la Lal Quila de Agra, el Fuerte de Ajmer o el Palacio de verano de Nilkanth son algunos de los testimonios artísticos de su reinado. En el ámbito de la pintura, bajo su mandato floreció la Escuela Mogol.
Desde el punto de vista personal, destacó por su humanismo y tolerancia. Esta faceta fue importante en el desarrollo de su gobierno al mostrarse siempre partidario de alianzas y acuerdos con los príncipes, para evitar enfrentamientos.
A su muerte, en 1605, le sucedió su hijo Jahangir, quien ordenó la construcción del mausoleo de Akbar en Sikandra, de acuerdo con las ideas religiosas de su padre.

Páginas relacionadas