Masaccio
Iglesia del Carmine de Florencia

Bautismo a los neófitos

Autor: Masaccio
Fecha: 1424-28
Museo: Iglesia del Carmine de Florencia
Características: 255 x 162 cm.
Estilo: Renacimiento Italiano
Material: Fresco
Copyright: (C) ARTEHISTORIA

Bautismo a los neófitos

Comentario

Esta escena se encuentra en el compartimento superior del lateral derecho de la capilla Brancacci, concretamente en la pared frontal. La crítica considera que sería la primera composición ejecutada por Masaccio en la capilla. Está inspirada en los Hechos de los Apóstoles y narra la conversión al cristianismo que realizó san Pedro con sus predicaciones, eligiendo el momento en que los neófitos son bautizados, según el Evangelio unos 3.000. La escena se desarrolla ante un fondo de paisaje; san Pedro ocupa la zona izquierda de la composición mientras que un joven desnudo se arrodilla en el río para recibir el agua del bautismo; tras él se ubica otro neófito desnudo que se cubre con los brazos para sofocar el frío siendo una de las mejores figuras salidas de los pinceles de Masaccio al transmitir la sensación casi de temblor de manera soberbia. Tras ellos hay algunos neófitos más, destacando el que se está despojando de sus ropas. Las figuras se integran en el espacio con absoluta perfección, creando incluso un efecto de atmósfera al desdibujar los contornos de los hombres del fondo. La iluminación empleada resalta el colorido y la volumetría de los personajes, interesándose el maestro por la anatomía clásica, como vemos en los desnudos. La influencia de Donatello en estas figuras resulta destacable. Los dos personajes de perfil que aparecen junto a san Pedro deben relacionarse con La Consagración y el Retrato de joven que Masaccio realizó algunos años antes. Con estos trabajos Masaccio abandona el goticismo y se integra de lleno en la revolución quattrocentista, sirviendo de referencia obligada a los pintores de la siguiente generación como Piero della Francesca. Concretamente esta obra fue muy admirada por artistas de siglos posteriores, considerándose como un precedente cromático para Miguel Angel.