Velázquez
Museo del Prado

El Niño de Vallecas, Francisco Lezcano

Autor: Velázquez
Fecha: 1636 h.
Museo: Museo del Prado
Características: 107 x 83 cm.
Estilo:
Material: Oleo sobre lienzo
Copyright: (C) ARTEHISTORIA

El Niño de Vallecas, Francisco Lezcano

Comentario

Este retrato del bufón Francisco Lezcano fue realizado por Velázquez para la Torre de la Parada, por lo que se debería fechar hacia 1636. Al estar situada la figura al aire libre y vestido de color verde caza se piensa que acompañaría al rey Felipe IV y su hijo Baltasar Carlos en sus jornadas cinegéticas y por eso aparece en este pabellón de caza. Vemos a la figurilla del enano sentado sobre una roca, con la pierna derecha extendida hacia el espectador - en un gesto del pintor por mostrarnos su dominio de los volúmenes -, las manos jugando con unas cartas y la cabeza echada hacia un lado, confirmando con ese gesto su anormalidad. El fondo, en el que aparece la sierra madrileña, está realizado con una factura sorprendentemente suelta, al igual que el rostro, donde capta la personalidad del personaje aunque sea tonto, obteniendo sí cabe mayor mérito por su dificultad. Hay quién opina que Velázquez empleaba a los bufones como conejillos de Indias para sus cuadros ya que fuera cual fuese el resultado no podrían protestar, lo que permitía al artista mayor libertad de acción que a la hora de un encargo oficial. Quizá por eso veamos mayor soltura en estas imágenes. Los bufones eran unos personajes de cierta importancia en la corte española del Barroco. Animaban las jornadas de los reyes bien contando chistes, haciendo gracias o tonterías o interpretando escenas teatrales. Eran funcionarios de la corona y recibían un digno sueldo, que por lo menos les permitía comer, algo no tan fácil para muchos campesinos de la época.

Páginas relacionadas