Amberes (Plano de la ciudad)

Autor:
Fecha: 1567
Museo:
Características:
Estilo:
Material:
Copyright: (C) ARTEHISTORIA

Amberes (Plano de la ciudad)

Comentario

En 1488 Maximiliano I transfiere a Amberes una serie de privilegios comerciales disfrutados hasta entonces por Brujas. Unos diecisiete años después se inicia un proceso arquitectónico-urbanístico de gran alcance y que durará unos cincuenta años, lo que supondrá que una ciudad con unos 85.000 habitantes, de forma rectangular con uno de sus lados apoyado en el estuario del Escalda y ceñida por la muralla de 1410, se convierta en el centro comercial más moderno de Europa, contando en 1568 con unos 105.000 habitantes.
A partir de 1546 se lleva a cabo el verdadero ensanche de la ciudad, según un vasto plan de Gilbert van Schoonebeke (1495-1560), proyectista, empresario y especulador inmobiliario independiente o por cuenta de la autoridad municipal. Dicho ensanche es visible en el plano de Amberes que, en 1567, realizara Ludovico Guicciardini para ilustrar su obra "Descrittione di tutti i Paesi Bassi, altrimentti detti Germania inferiore", que dedicó a Felipe II. En este ensanche de Schoonebeke continúan primando criterios funcionales y especulativos. Esta ampliación del siglo XVI, la quinta en la historia de la ciudad, supone una racionalización y normalización de los antiguos procesos de intervención, sin buscar una contraposición con los modelos tradicionales, es decir, existe el empeño de no romper la continuidad del organismo urbano y que los trazados no condicionen, en ningún modo, a las arquitecturas que en él se insertan. Con los mismos presupuestos, se interviene también en el viejo núcleo medieval, que es racionalizado. El Grote Markt, una de las zonas privilegiadas de la ciudad que, aún en 1541, incorpora a sus edificios la casa de la corporación de tejedores, es un buen ejemplo de lo dicho; tradicionalismo tipológico y estructural, eclécticamente ensamblados con elementos clasicistas, en una continuidad urbana.