Peter Paul Rubens
Herzog Anton Ulrich Museum

Ambrosio de Spinola

Autor: Peter Paul Rubens
Fecha: 1625
Museo: Herzog Anton Ulrich Museum
Características: 117 x 85 cm.
Estilo: Barroco Centroeuropeo
Material: Oleo sobre lienzo
Copyright: (C) ARTEHISTORIA

Ambrosio de Spinola

Comentario

Ambrosio de Spinola (1569-1630) es uno de los generales españoles más importantes. Miembro de una rica familia genovesa, inició en 1602 su brillante carrera militar, poniéndose al servicio de los gobernadores de los Países Bajos, los archiduques Alberto de Austria e Isabel Clara Eugenia. Dos años más tarde obtendrá su primer éxito en Ostende por lo que fue nombrado por el rey Felipe III maestre general de las tropas en Flandes y caballero del Toisón de Oro. Será uno de los artífices de la Tregua de los Doce Años firmada en 1609 con las Provincias Unidas. En 1612 fue nombrado grande de España y dos años más tarde volvió a alcanzar el triunfo militar en la campaña del Rhin. En 1618 realizó una brillante campaña en el Bajo Palatinado gracias a la cual consiguió tomar más de treinta plazas. El final de la Tregua llevará de nuevo al conflicto con los holandeses y Spínola ocupará Juliers (1622) y Breda (1625), victoria que será inmortalizada por los pinceles de Velázquez en Las Lanzas. En 1629 fue enviado como gobernador a Milán, cargo que ostentaba cuando falleció el 25 de septiembre de 1630 en Castelnuovo de Scrivia.Este retrato pintado por Rubens también estaría motivado por su reciente victoria en el cerco de Breda. Así, el general aparece ataviado con su mejores galas: una rica armadura en la que se puede apreciar el collar y el carnero del Toisón, portando en su brazo izquierdo la banda de general mientras que con la derecha se apoya en el bastón de mando. Tras él, sobre una mesa, observamos sus guantes y el casco, adornado con un elegante penacho de plumas rojas y blancas. Los puños y el amplio cuello de encaje ponen el toque de distinción a la vestimenta de don Ambrosio, cuya inteligente mirada se dirige al espectador, sonriendo ligeramente tras alcanzar tan importante triunfo. La figura se recorta ante un fondo oscuro, recibiendo una potente luz dorada que resbala por la armadura y consigue magníficos brillos en el metal. El esquema del retrato está directamente inspirado en Tiziano, el maestro de los maestros para el pintor flamenco.