Peter Paul Rubens
Museo del Prado

Banquete de Tereo

Autor: Peter Paul Rubens
Fecha: 1636/37
Museo: Museo del Prado
Características: 195 x 267 cm.
Estilo:
Material: Oleo sobre lienzo
Copyright: (C) ARTEHISTORIA

Banquete de Tereo

Comentario

Como en la mayor parte de los cuadros destinados a la Torre de la Parada, el dramatismo y la violencia definen claramente esta escena en la que Rubens recoge la parte final -y la más brutal- de la historia de Tereo, casado felizmente con Procné, con quien tenía un hijo llamado Itis. Su vida transcurría con normalidad hasta que se enamoró de Filomena, su cuñada, a la que violó, aprisionó e hizo pasar por muerta, cortándole la lengua para asegurarse de que no hablaría. Pero Filomena contó su desgracia a su hermana que decidió planear la venganza. Mató a su hijo Itis e hizo un guiso con su cuerpo que sirvió a Tereo, comiéndoselo sin sospechar nada. Al finalizar el tétrico banquete, Filomena entra en la estancia con la cabeza del pequeño en las manos mientras Procné revela toda la historia. Este es el momento elegido por el maestro, precisamente en el que la tensión sube hasta el punto más álgido, manifestando la furia de las mujeres y el gesto de desesperación y rabia de Tereo, empuñando su espada y tirando la mesa, en la que estaban los restos del banquete, de una patada. Después de este episodio, las dos hermanas huirán y se convertirán en ruiseñor y golondrina. La escena se desarrolla en el palacio de Tereo, por lo que aparecen unas arquitecturas al fondo y una puerta abierta con un sirviente fisgando el suceso. Sin embargo, las figuras protagonistas están en primer plano, sugiriendo que estamos ante un relieve clásico por el increíble volumen con que el maestro ha conseguido dotarlas. De nuevo, la luz sirve para realzar el sentimiento trágico de la escena. Los gestos y las expresiones aumentan el dramatismo, por lo que se asemeja a una representación teatral. La figura del sirviente se desdibuja debido a la sensación atmosférica que se crea, siguiendo a la Escuela Veneciana y recordando en parte a Las Meninas de Velázquez. El Rapto de Proserpina y la Vía Láctea son otras de escenas de la serie.

Páginas relacionadas