Gótico Alemán

Gótico Alemán
Fechas: 1.250 - 1.500

Obras: 1


Comentario

La pintura alemana del período gótico se pone en paralelo con otros estilos continentales, como el del gótico francés, y algunos rasgos del gótico inglés, especialmente en las vidrieras, como en las de la catedral de Estrasburgo, un magnífico alarde de técnica e inventiva. Sin embargo, la técnica es casi en su mayoría la miniatura, sobre todo dedicada a temas épicos y trovadorescos. El ejemplo más famoso es el Códice Manesse, realizado hacia 1300 por Rudiger Manesse y su hijo Johannes. Está encargado y dedicado al rey de Bohemia, Wenceslao II, y recoge todo tipo de canciones de los trovadores. Lo iluminaron con más de ciento treinta miniaturas, lo cual lo convierte en un libro excepcional. Las miniaturas reflejan escenas caballerescas de luchas con dragones, torneos y cortejo de las damas de la corte. Así mismo, es un excelente muestrario de heráldica alemana, al tiempo que recogen una compleja simbología profana y religiosa encaminada a exaltar a su propietario, el rey. Durante el Gótico Internacional, Alemania se mantuvo en unos parámetros arcaizantes, especialmente la escuela de Colonia. La corona de Bohemia recibió a miniaturistas franceses y trecentistas que impulsaron algo su producción pictórica.

Páginas relacionadas