Der Blaue Reiter

Der Blaue Reiter
Estilo: Expresionismo



Comentario

El grupo Der Blaue Reiter se reunió en Munich, otro gran centro artístico e intelectual de la Alemania anterior a la I Guerra Mundial. Tal vez la tensión que se sentía en Europa ante las guerras coloniales y las rivalidades entre viejas potencias, así como la convulsión que planteaba el ritmo de vida del hombre moderno y urbano, se habían conjurado para dar lugar a un revulsivo tan brutal como fueron las experiencias expresionistas.
La agrupación tuvo lugar en Munich, a partir de 1912, en paralelo a la experiencia de Die Brücke, y terminó violentamente con la declaración de la I Guerra Mundial en 1914, de forma muy similar a lo que ocurrió con el movimiento futurista.
Sus integrantes eran pintores de excelente calidad, como Kandinsky, Macke, Paul Klee, Marc, y las contribuciones esporádicas de artistas que comulgaron eventualmente con sus planteamientos: Delauny, Braque, Malévicht, Picasso, Vlaminck, e incluso el genial músico Arnold Schoenberg.
El nombre del grupo lo acuñan en 1912, con la publicación del Blaue Reiter Almanac. También un cuadro de Kandinsky tiene este nombre, que significa el Jinete Azul (parecido al Proyecto con un Jinete), color favorito del pintor, del mismo modo que Marc adora la hípica y los caballos.
Además de la publicación del almanaque, prácticamente copado por los experimentos de Kandinsky y Marc, celebraron dos exposiciones en Munich, en las cuales participaron los colaboradores anteriormente mencionados.
Su programa estaba basado en el primitivismo, intelectual como concepto pero intuitivo en la aplicación y la expresión formal. Se inspiraban en el Art Brut, especialmente el de origen infantil, así como el de locos, igual que hizo Gericault durante el Romanticismo Francés.
Sus formas tendían hacia la abstracción, que desarrollaron magistralmente Kandinsky, Malévicht o Paul Klee. También el simbolismo de los colores y las formas se conjugan con todo un lenguaje psicológico de la línea y el color, como describe Kandinsky en su obra Punto y Línea sobre el Plano, un estupendo tratado de aproximación al lenguaje abstracto.

Páginas relacionadas