Dinastía Yuan

Dinastía Yuan
Estilo: China



Comentario

Esta dinastía china se denominó Yuan por el linaje que la gobernó, los mongoles, durante la segunda mitad del siglo XIII y la primera del XIV. Es una época floreciente para el arte chino en general, y para la pintura en particular, puesto que sus géneros y motivos decorativos influyeron a través del comercio no sólo en sus vecinos geográficos, como puede ser el arte del archipiélago japonés, sino en la misma Europa: la China Yuan es la China de Marco Polo y el Kublai Khan. El trato de favor que se dispensó durante esta época a los comerciantes venecianos como Polo permitió la introducción en Occidente de los principales inventos chinos, sedas, cerámicas y temas decorativos, mientras tenía lugar el final del Gótico y el comienzo del Renacimiento en Italia. En cambio, China jamás deseó adaptar ningún motivo extranjero a su cultura, que consideraba superior con diferencia a cualquier otra.
El Arte del Pincel alcanzó un refinamiento exquisito gracias a la profesionalización de la pintura, que hasta ese momento había sido cultivada por cortesanos y la familia imperial, como aficionados. Los llamados Letrados Yuan son personajes cultísimos, monjes con frecuencia, que combinan la espiritualidad, la poesía, la caligrafía y la pintura. Su característica principal es el abandono de la policromía exultante del decorativismo palaciego en favor de una monocromía de sutiles gradaciones, más acorde con su sofisticada concepción pictórica.
Sin embargo, este florecimiento se vio en parte dispersado a causa de los mongoles, que cerraron la academia y ejecutaron a los artistas afines al gobierno anterior. Los que huyeron se refugiaron en la antigua capital del sur, donde practicaron una pintura política: rebeldes, cada mañana pintaban una orquídea, el símbolo de China, lo individual y salvaje, un bambú, símbolo de la resistencia del espíritu, puesto que aunque haya tormenta el bambú se dobla, pero nunca se quiebra, y un pino solitario, enraizado en un roquedal árido. Así, lo que pudiera parecer una inocente pintura decorativa era en realidad un violento manifiesto político contra el invasor. Además, revalorizaron el estilo nacional del paisaje Song.
Dentro del grupo de los rebeldes destacan los denominados Cuatro Grandes, los Yin Min: éstos eran Wu Zhen, autor de un precioso Album, especializado en la pintura de bambués, Ma Yuan y Xia Gui, fundadores de la escuela Ma-Xia, caracterizada por su visión en esquina del paisaje y de la composición, y Mi Fu.
Muchos de los rebeldes pertenecían a las corrientes Chan de filosofía, que darán lugar a la escuela Zen en Japón. La escuela Chan significa literalmente la escuela de la meditación, y concibe la pintura como vehículo trascendental, religioso. El autor Chan más famoso fue Liang Kai. Al igual que los Cuatro Grandes, los Chan fueron perseguidos y tuvieron que trabajar en la clandestinidad o huir a Japón.

Páginas relacionadas