Indochina e Insulindia

Pareja divina
Época: Asia
Inicio: Año 450
Fin: Año 1035

Antecedente:
Asia en la Alta Edad Media
Siguientes:
El Reino Khmer
Birmania
Insulindia

(C) ARTEHISTORIA



Comentario

La civilizaciones indias extendieron por la antigua península de Indochina a principios de la era cristiana, transformando profundamente la sociedad a todos sus niveles. Los primeros en llegar fueron los mercaderes indios que se extendieron por el territorio a la sombra del flujo comercial existente desde época remotísima entre la India y la China. De esta manera surgieron diversos establecimientos comerciales indios en las costas indochinas, que llegaron en algunos casos a constituir verdaderas e influyentes colonias. Pero junto a ellos llegaron algunos brahmames o aristócratas, que se establecieron en Malasia, formando pequeñas principados al hacerse con el poder local.
Cuatro fueron los reinos mas notables del área: el de Sriksetra, en el bajo Irawadi; el de Dvravati, en el sudoeste de la cuenca del Menam; el de Funan, en el bajo Mekong, y el de Lim Yi, llamado más tarde Champa, en la costa del Vietnam. De todas ellos, la arqueología y las fuentes escritas chinas ayudan a conocer su importancia y realidad históricas.
Sobre el Reino de Champa, que abarcaba buena parte del actual Vietnam, las historiógrafos chinos lo mencionan, desde finales del siglo III, como un país constituido en el siglo II y al que los chinos denominan Lim Yi. A juzgar por las repetidas intromisiones chinas, Champa debió haber sido en aquellos tiempos un Estado vasallo de China.
El fundador de la segunda dinastía Champa es Fan Wen (336-420), y Yamg Mah la tercera, que reconoce la soberanía china en el año 446. La cuarta dinastía es creación de Rudravarman I y duró del 529 al 750. En ese mismo año, la llamada Quinta Dinastía, fundada por Prthivindravarmam, traslada el centro político desde Indrapura hasta Pamduranga, en el Sur, para evitar los ataques chinos, pero sin prever que, a partir de entonces, surgirán los ataques procedentes de Java. A finales del siglo VIII, el sur de Indochina sufrió una larga crisis por la presión de la dinastía de los Sailendra establecida en Java central, en una de cuyas expediciones se llegó incluso a destruir el templo champa de Ponagar, en Nhatrang (774).
La civilización champa desde mediados del siglo VIII se concentró en el Sur en tomo a Panduranga, hasta que en el último cuarto del siglo XI el rey Indravarman II fundó una nueva dinastía en el Norte y estableció su capital en Indrapura. A lo largo del siglo X la presión de los vietnamitas se hizo cada vez mas fuerte sobre los chams que no dejaron de retroceder frente a sus vecinos del Norte o ante las presiones de los khmer, hasta que después de diversas vicisitudes bélicas y de un breve momento de apogeo en 1177, cuando su rey Jaya Indravarman IV atacó Camboya y se apoderó de Angkor, el Reino de Champa quedó convertido en una provincia del Imperio khmer.
En este reino se desarrolló un interesante arte que tuvo su periodo de apogeo y a la vez de madurez en el siglo VII; sus orígenes parecen estar íntimamente conectados con el arte gupta, pero poco a poco se emancipó para acabar casi identificándose con el arte khmer.
En la organización político de los chams, los lugares de importancia cerca del rey serán ocupados por altos dignatarios emparentados o aliados a la familia real, y su papel será decisivo en los momentos sucesorios. Los chams siempre procuraron mantener buenas relaciones con China, conscientes de que en caso de disputa interna el que se hacía con el poder era en última instancia aquel pretendiente que obtenía la investidura de los emperadores chinos. El Reino de Champa mantuvo siempre relaciones comerciales y culturales con China, Java y las civilizaciones indias. En materia religiosa dominó el brahamanismo sivaíta, si bien a partir del siglo XI se desarrolló el budismo al subir al poder el rey Indravarman II.

Imágenes

Buda Cabeza de Buda Figurilla de dakini Cuevas de Ajanta (India). Divinidades del rayo y de las nubes