Productos

Trabajos agrícolas (India)
Época: India
Inicio: Año 1500
Fin: Año 1850

Antecedente:
Economía del Estado mogol

(C) ARTEHISTORIA



Comentario

El cambio en la situación del campesinado llevado a cabo por Akbar le posibilitó la introducción de mejoras en la explotación y a su vez le obligó a ello, puesto que los impuestos venían a suponer la tercera parte de la cosecha, porcentaje no excesivo para arruinarlo y hacerlo emigrar, pero lo suficientemente alto como para empujarlo a arrancar del suelo todo lo que éste pudiese dar. A pesar de la dependencia de la climatología, en general a finales del siglo XVI el aumento de la producción agrícola había evitado las grandes hambrunas del pasado. Estimaciones generales nos hacen pensar que la productividad del suelo cultivado de la India estuvo por encima de la europea, al menos hasta el siglo XIX. Las dos cosechas anuales, de arroz y de trigo sobre todo, marcaban asimismo la superioridad de la agricultura india sobre la occidental.
El cultivo que mejor permitía el mantenimiento de gran número de personas era el arroz de regadío, por su alta productividad, por encima de la alcanzada entonces en Europa. El arroz de regadío, conocido en la India desde el segundo milenio a.C., se ceñía al valle de los ríos, mientras en el resto, la mayoría del territorio, predominaba el cereal de secano, trigo y cebada como grano de primavera y mijo como grano de otoño. La India diversificaba sus posibilidades de nutrición con una horticultura variada de frutales y la caña de azúcar. Apenas una pequeña parte de la población puede acceder a la volatería y la mantequilla, sustituto del consumo de carne, impedido por la moral brahmánica. Por otro lado, la presión de las numerosas bocas por alimentar obligaba al aprovechamiento más idóneo del suelo, que implicaba el cultivo de los cereales frente a los pastizales.
Pero sin duda era la pimienta el producto estrella del suelo indio. La región de Malabar producía los mejores granos de pimienta verde, que se exportaban por los puertos de Cannanore y Cochín. Ella sola alimentó un intenso tráfico en el Indico, que se extendía, por un lado, hacia el Japón, y por el otro, hacia el mar Rojo, y después por la ruta portuguesa que bordeaba África. La pimienta alargada, de calidad inferior, se producía en Bengala y Ceilán y tenía una importancia muy secundaria.
Otras especias variaban los sabores de la monótona alimentación asiática y permitían convertirla en exquisita. En Malabar y en Bengala se sembraba el jengibre, rizoma que era la especie más barata, al contrario que la costosa canela, cuya mejor calidad la producía Ceilán, en régimen de monopolio real, frente a la más mediana de Malabar. Otras plantas producían drogas, término genérico para denominar a medicamentos, perfumes, afrodisíacos y tintes. El opio del Gujarat, el betel de la costa occidental, el sándalo rojo de Coromandel, los áloes de Bengala y Gujarat, los cardamomos de Ceilán y Malabar eran objeto de un tráfico intenso de China a Portugal, de Malaca a Adén.

Imágenes

Miniatura histórica de la India