El Ramayana

La bella Sita
Época: India
Inicio: Año 1 A. C.
Fin: Año 1 D.C.


(C) ARTEHISTORIA



Comentario

Junto con el Mahabharata, el Ramayana constituye el otro gran poema épico escrito en sánscrito de la religión hinduista, habiendo sido la fuente de inspiración para millares de devotos.
La historia está protagonizada por Rama, un joven príncipe que, la víspera de su coronación, es desterrado por su padre Dasaratha. Su bella esposa Sita es secuestrada en el bosque por el rey de los demonios, Ravana, lo que da lugar a una larga lucha por recuperarla. Finalmente Rama mata a Ravana y recupera a Sita, volviendo ambos a la capital del reino y logrando hacerse coronar.
La historia que narra el Ramayana ha dado lugar a múltiples interpretaciones, existiendo también diferentes versiones del poema. Rama, séptima encarnación de Vishnu, simboliza al rey justo, mientras que su esposa Sita representa a la esposa abnegada y obediente, modelo de virtud y fortaleza. Su amor por Rama es considerado modélico.
En una interpretación del siglo XIII es Sita -el alma humana- quien acepta permanecer cautiva y se sacrifica para salvar al mundo. Sita permanece prisionera del demonio, es decir, del cuerpo material, debiendo acudir Rama para salvarla. Estas versiones, en las que Sita alcanza el papel principal, son llamadas Sitayana.
La popularidad de la historia que cuenta el Ramayana ha hecho que sea seguida por miles de personas, alcanzando, cuando se hizo una serie televisiva de sesenta capítulos semanales, los más altos índices de audiencia de la historia de la televisión india. También el Ramayana es bailado y representado a lo largo de todo el territorio, así como en muchos lugares de influencia hindú y hasta budista del sudeste asiático.

Imágenes

Triada de Vishnú, Laksmi y Devi