La vaca sagrada

Templo de Kesava (Somnatpur, India)
Época: India
Inicio: Año 1500
Fin: Año 2003

Antecedente:
El hinduismo

(C) ARTEHISTORIA



Comentario

La vaca es considerada un animal sagrado para el hinduismo. Pese a tener propietario y, por tanto, poder ser comprada y vendida, vaga libremente por las calles sin que nadie pueda molestarla. A pesar de ello si, por ejemplo, come la verdura de un puesto del mercado, el vendedor le golpeará en el hocico, pues esa parte de la vaca no es sagrada, ya que según la tradición hinduista mintió en un juicio en el que testificó contra Siva y a favor de Vishnu.
La vaca sagrada o go, como es llamada, en origen era el cebú o "Bos indica", aunque actualmente es considerada así cualquier hembra vacuna. Se piensa que la primera vaca sagrada fue creada por Brahma y llamada Shurabhi, naciendo del elixir inmortal amrita. Su nombre más común es, sin embargo, Kamadhenu, representada como una vaca blanca con cabeza de mujer y gran capacidad para realizar milagros, por lo que es muy venerada. Si es representada con cuello de serpiente recibe el nombre de Ramagayatri. Por último, Prishni, una advocación de la diosa Tierra Prithivi, es la vaca que simboliza la paciencia y la sabiduría.
La devoción por la vaca está muy extendida. Son muchos los nombres que se forman con la palabra go, generalmente epítetos de Krishna, como Gopala (Guardián de las vacas), Govinda (vaquero) o Gopati (Jefe de las vacas).
Como animal sagrado, aunque de aprovechamiento humano, de la vaca proceden cinco productos con propiedades curativas, los llamados pancha-gavya: leche, mantequilla, yogur, orina y estiércol. Con ellos se realiza la puja o pasta sagrada que se ofrece ceremonialmente a las imágenes de culto.

Imágenes

Depósito de evacuación, en el exterior de un santuario Triada de Vishnú, Laksmi y Devi El río Ganges a su paso por Varanasi (India)