El jainismo

Santuario jaina de Indra Saba (Ellora, India). Sala hipóstila
Época: India
Inicio: Año 500 A. C.
Fin: Año 2003


(C) ARTEHISTORIA



Comentario

Religión fundada por Vardhamana o Mahavira (gran héroe) en el siglo VI a.C., al que los jainistas consideran el vigesimocuarto profeta o tirthankara. Heterodoxia del brahmanismo, niega que el universo haya sido creado por una divinidad, e incluso los seres menores que aparecen en sus templos son vistos como personajes intercesores, capaces de ayudar al hombre a romper las ataduras de su alma gracias a su propia experiencia. Así pues, el camino de la liberación viene marcado por los tirthankaras o profetas, quienes propugnan la no-violencia (ahimsa) y el respeto hacia todos los seres vivos. Precisamente, desde el punto de vista jaina, el universo está repleto de almas individuales, y, de ellas, son muchas las que han tenido la desgracia de caer prisioneras y están obligadas a vivir en la tierra como hombres o como animales.
Los jainistas propugnan la abolición de las castas y del sacrificio védico, si bien admiten las reencarnaciones kármicas. Éstas son vistas como algo indeseable, pues opinan que acaban por aprisionar el alma. Para liberarla es preciso seguir una serie de caminos o vías. La primera es la llamada "visión recta" (samyagdarshana), desde todos los puntos posibles (sensibles, suprasensibles, espontáneos, etc.); la segunda, samyagjñana, es el llamado "conocimiento recto", que puede ser múltiple, intuitivo, emocional, etc.); la tercera, seguir una "conducta recta" o samyagcharitra. Para lograr esta última, es preciso respetar los cinco preceptos principales o Cinco Abstenciones Mayores: prohibición de matar a ningún animal, de mentir, de robar, de codiciar y de abusar del sexo.
Estos preceptos actúan de manera permanente en las vidas de los seguidores del jainismo. Así, nunca comen nada de origen animal y llevan una vida austera. En general, practican actividades que no producen daños a otros seres, como el comercio, la metalistería o la administración, en los que, no obstante, alcanzan globalmente un gran poder económico. También dedican parte de sus ingresos a sustentar templos, universidades y hospitales.
Monjes y monjas se caracterizan por la austeridad e itinerancia de sus vidas, teniendo prohibido permanecer en un monasterio más de tres días, salvo excepciones.
Existen en el jainismo dos ramas mayoritarias: la de los digambara ("vestidos de aire"), jainas nudistas agrupados en torno al monasterio de Shravana-Belgola en Karnataka; y las de los svatambara ("vestidos de blanco"), originados en el siglo II y agrupados alrededor de la localidad de Palitana.

Imágenes

Cueva jaina de Indra Saba (India). Sala hipóstila Monasterio jaina de Rani Gumpa (Udayagiri, India) Templo jaina de Vimala Vasahi (Monte Abu, India). Interior