Peregrinaciones a Jerusalén

Peregrinos
Época: Cristianismo
Inicio: Año 1
Fin: Año 2000


(C) ARTEHISTORIA



Comentario

En Tierra Santa, y más concretamente en Jerusalén, "la tierra estaba más próxima al cielo" (Paul). Los lugares recorridos por la Virgen, los apóstoles y Jesucristo durante la pasión habían atraído a multitud de fieles desde tiempos constantinianos. Aunque la conquista islámica dificultó estos viajes jamás llegó a impedirlos, y con la cristianización de los magiares en torno al año 1000 y la apertura de la ruta danubiana, la peregrinación cobró nuevos bríos. Ya incluso antes de las cruzadas se alcanzó un máximo histórico en 1033 cuando, coincidiendo con el milenario de la Pasión, una gran multitud confluyó sobre la ciudad.
La permanencia en Jerusalén, más que simplemente la peregrinación a ella, constituía para muchos un seguro práctico de alcanzar la salvación. Después de todo la cruzada, expresión violenta de este viaje sagrado, perseguía idénticos objetivos, hasta el punto de que sin los peregrinos la presencia de los "milites" encargados de protegerles y asegurar su regreso no hubiera tenido razón de ser. Peregrinación y cruzada eran las dos caras de un mismo fenómeno religioso.

Imágenes

Catedral Vieja de Salamanca. Retablo Jerusalén vista desde el Monte de los Olivos Vista de Jerusalén Maqueta del Segundo Templo (Jerusalén, Israel) Iglesia del Santo Sepulcro (Jerusalén, Israel) Puerta de San Esteban (Jerusalén, Israel) Puerta Dorada (Jerusalén, Israel) Santuario del Libro (Jerusalén, Israel) Monte de los Olivos (Jerusalén, Israel) Iglesia del Santo Sepulcro (Jerusalén, Israel). Piedra de la Unción Basílica de la Agonía (Jerusalén, Israel) Santuario del Libro (Jerusalén, Israel). Interior