Origen del cristianismo

Cristo crucificado
Época: Cristianismo
Inicio: Año 1
Fin: Año 40


(C) ARTEHISTORIA



Comentario

La palabra "Cristo", de la que deriva cristianismo, es la traducción griega (christos) de la palabra hebrea mashiach ("Mesías" o "el ungido de Dios"). Si bien en principio se trataba sólo de un título que identificaba a Jesús como Mesías, pronto se convirtió en parte de su propio nombre, Jesucristo, por lo que sus seguidores fueron denominados cristianos, un término que, parece ser, fue por primera vez utilizado por los seguidores de Jesús en Antioquía.
Aunque algunos autores han negado la existencia de Jesús, son muchas las fuentes que coinciden en indicar que se trató de un líder religioso, un predicador judío que dedicó su vida a difundir un mensaje basado en el amor a Dios y al prójimo, dando origen a una nueva tradición religiosa. Ésta se trata, en definitiva, de una religión monoteísta centrada en la fe en un solo Dios, un creador eterno situado más allá de la creación, pero que participa activamente en el mundo. Para el cristianismo, Jesús, salvador y redentor de una humanidad pecaminosa, es la encarnación de Dios, quien adopta de esta manera una forma completamente humana. Jesucristo, para los cristianos, murió en la cruz para salvar a los hombres, resucitando físicamente de entre los muertos.
La historia del nacimiento, vida, muerte y resurrección de Jesús se encuentra recogida en los cuatro Evangelios escritos por Marcos, Lucas, Juan y Mateo. Según éstos, el nacimiento de Jesús se produjo por intercesión divina, cuando un arcángel, san Gabriel, anuncia a la virgen María que va a concebir milagrosamente un niño a través del Espíritu Santo. Se acepta generalmente que Jesús nació en Belén reinando Herodes el Grande, quien gobernó Judea en nombre de Roma entre los años 37 y 4 a.C. Jesús fue hijo de una mujer llamada María y de sus esposo José, ambos judíos devotos, siendo criado en la localidad de Nazaret, en Galilea, al norte de Palestina.
Siguiendo el relato que ofrecen los Evangelios, al nacimiento de Jesús acudieron tres magos u hombres sabios, quienes fueron guiados hasta el lugar del alumbramiento por una estrella, esperando encontrar al "rey de los judíos".
Hasta los 30 años lleva Jesús una vida oculta en Nazaret. Los Evangelios describen el bautismo de Jesús cuando es ya adulto por parte de Juan Bautista, un profeta de quien se dice que preparó el camino para la revelación de la identidad de Cristo como Hijo de Dios. Con el bautismo, Jesús comenzó su labor de predicación, eligiendo a doce discípulos principales, denominados apóstoles (del griego apostolos, "mensajero"). Los Evangelios siguen describiendo la vida de Jesús, difundiendo su mensaje por Galilea y sus alrededores. Dicen que realiza milagros como resucitar a un muerto o sanar a un enfermo, que exorciza demonios, que transforma el agua en vino y que multiplica los panes y los peces para alimentar a la multitud, actos todos que son interpretados por sus seguidores como pertenecientes al Mesías.
La tradición cuenta que, cuando se celebraba la Pascua judía, Jesús fue traicionado en Jerusalén por uno de seguidores y arrestado. Duramente interrogado por las autoridades judías, fue llevado ante Poncio Pilato, gobernador romano, y condenado a muerte por proclamarse "rey de los judíos", acto considerado una blasfemia a la ley judía y una rebelión por parte romana. El castigo consistirá en morir crucificado, una pena reservada para traidores y criminales. Jesús fue crucificado el 14 ó 15 del mes Nisan.
Tras la muerte de Jesús , sus seguidores comenzaron a difundir su mensaje como Mesías y redentor. Sus discípulos afirman que Jesús ha resucitado, apareciéndoseles varias veces. A los cuarenta días de su resurrección asciende al cielo en presencia de sus seguidores. Para ellos queda entonces la labor de difundir su mensaje, el advenimiento del Reino de Dios, una nueva comunidad para la salvación de todos los hombres.

Imágenes

Cristo de Piedad Cristo resucitado Cristo y el pecador Cristo Muerto La Anunciación