La agonía de la Monarquía de Alfonso XIII

Alfonso XIII
Época: Alfonso XIII
Inicio: Año 1931
Fin: Año 1931

Antecedente:
La dictadura de Primo de Rivera

(C) Genoveva García Queipo de Llano



Comentario

Los resultados electorales fueron una sorpresa: los monárquicos a lo sumo consideraban la situación difícil, y la mayoría de los republicanos no esperaban ganar. Si se hubiera intentado alguna maniobra para salvar el régimen hubiera fracasado e incluso se habría producido derramamiento de sangre. Desde hacía meses se habían perdido las posibilidades de salvar el Trono y ahora no se intentó ningún acto concreto. Los republicanos, exultantes, mantuvieron una actitud dubitativa. El propio desarrollo de los acontecimientos convenció a los miembros del Gobierno Provisional republicano para tomar inmediatamente el poder.
De acuerdo con sus consejeros, Alfonso XIII pensó en un principio en el abandono temporal del trono hasta la celebración de las elecciones legislativas, pero, ante el desarrollo de los acontecimientos, abandonó el país y suspendió el ejercicio de la potestad real. La caída de la Monarquía se produjo porque sus representantes se habían identificado en un determinado momento con todo lo que el país consideraba caduco.
La República comenzó con el logro de la veracidad electoral, pero en los años venideros España descubriría que el rechazo de la Monarquía no solucionaba los problemas. Estos se siguieron planteando en el ambiente tenso y crispado de los años treinta, llegando a hacer inviable el sistema democrático que había nacido con la Segunda República.

Imágenes

Niceto Alcalá Zamora en una visita al Palacio de Oriente