Las necrópolis

Lécitos para perfumes hallados en Ampurias
Época: Arte Antiguo de España
Inicio: Año 218 A. C.
Fin: Año 300

Antecedente:
Ampurias romana y medieval

(C) Enric Sanmartí-Grego



Comentario

La necrópolis romana más antigua documentada es la que se encuentra en la ladera norte del vecino cerro de Les Corts, situado al sudoeste de la ciudad. Funcionó sobre todo durante los siglos II y I a. C. y se caracteriza por ser la única donde es posible reconocer la existencia de numerosas tumbas construidas. Se trata de pequeños túmulos de planta cuadrada construidos con sillares de cantería en cuyo centro se sitúan los restos de la incineración.
Durante la época imperial, las necrópolis se sitúan en abanico en los aledaños de la nueva ciudad y también al sur de la antigua ciudad griega, donde se hallan documentados los restos muy estropeados de un par de monumentos funerarios, cuya presencia podría indicar que éstos fueron quizás mucho más numerosos de lo que a primera vista podría parecer.
A partir del traslado, en el último cuarto del siglo III, del municipio a la sede de la antigua Paleopolis, la que fuera ciudad griega se transformó en necrópolis, ocupando esta última la práctica totalidad de la superficie antes habitada. Este enorme cementerio contó, a partir de los siglos IV o V, con la presencia de una cella memoriae, la mal llamada basílica, destinada a los actos litúrgicos relativos al culto funerario, que fue construida aprovechando los restos de construcciones del siglo I d. C. y de la que proceden dos importantes piezas arqueológicas: una mesa de altar del siglo IV y el famoso sarcófago llamado de las Estaciones, respectivamente, hoy conservados en el Museo Arqueológico de Gerona. Procedentes de ámbitos distintos a los de esta necrópolis son los restos de dos sarcófagos cristianos estrigilados producidos en talleres gálicos, fechables ambos en la segunda mitad del siglo VI, de los que se conservan dos fragmentos de sus respectivos frentes, hallado en la vecindad de las iglesias de Santa Margarita y Santa Magdalena, el primero, y en las cercanías de la ermita de Sant Vicenç, el segundo.

Imágenes

Jarra griega procedente de Ampurias