Monasterios burgaleses

Monasterio de San Pedro de Arlanza (Hortigüela, Burgos)
Época: Reinos Hispanos
Inicio: Año 1066
Fin: Año 1150

Antecedente:
Arquitectura y escultura

(C) Isidro G. Bango Torviso



Comentario

Más hacia el Oriente, en el área burgalesa, un grupo de monasterios desempeñaría un importante papel en la difusión del románico pleno por tierras castellanas. Entre éstos, destacan San Pedro de Arlanza y Santo Domingo de Silos. El primero, actualmente en plena ruina, presenta una forma basilical similar a Frómista y a la catedral de Jaca. El segundo tendría una ampliación en esta época con igual planta a los anteriores, que poco después sería completada por los dos brazos de un crucero, siguiendo una fórmula usual en las iglesias monásticas que necesitan más espacio próximo a la cabecera por crecimiento de la comunidad.
De Silos, todavía existe el hermoso claustro, una de las joyas del románico europeo, que, iniciado a finales del XI, no se concluiría hasta el XIII la totalidad de un segundo piso. De los claustros conservados de este tipo, juntamente con el de Moissac, presenta las primeras aplicaciones monumentales de relieves y capiteles historiados, en curso de realización durante los últimos años del XI. El arte de las primeras fases del templo silense inspira las formas de edificios como San Salvador de Sepúlveda y San Frutos de Duratón.
Durante la primera mitad del XII, el arte románico pleno, tanto en escultura como en tipologías arquitectónicas, llega al norte castellano con un edificio importante, de forma basilical, como el templo de Santillana del Mar, al que, poco después, se completaría con un claustro de una riquísima iconografía, aunque de técnica algo tosca.

Imágenes

Monasterio de Santo Domingo de Silos (Silos, Burgos). Claustro Monasterio de Santo Domingo de Silos (Silos, Burgos). Capiteles del claustro Monasterio de San Pedro de Arlanza (Hortigüela, Burgos)