Andalucía

Beato de El Escorial. Juan entregando el mensaje divino a un ángel
Época: Arte Español Medieval
Inicio: Año 1 A. C.
Fin: Año 1 D.C.

Antecedente:
El arte mozárabe

(C) Ramón Corzo Sánchez



Comentario

En el lugar de las Mesas de Villaverde, cerca de Ardales (Málaga), se conservan las ruinas de una iglesia, parcialmente excavada en la roca, que se ha relacionado tradicionalmente con la población de Bobastro, centro de la revuelta mozárabe contra el califato que acaudilló Omar ibn Hafsún; aunque esta identificación es muy discutida y sigue sin conocerse un argumento arqueológico definitivo, el nombre de Bobastro resulta claro y conveniente para seguir refiriéndonos a ella, puesto que su arquitectura es también un símbolo del mozarabismo andaluz.
Hay en toda la región abundantes huellas de comunidades monásticas retiradas a zonas montañosas. Siempre que el terreno fuera el adecuado, los ermitaños asumían entre sus penitencias la de labrarse sus propias celdas en lugares retirados, y entre todos, construían la iglesia; la abundancia de arquitectura rupestre popular y la continuidad en el uso de estas edificaciones, hace que sean mal conocidas, pero documentos visigodos seguros como el conjunto de Valdecanales (Ubeda, Jaén), con la decoración de veneras sobre las arquerías simuladas, o los eremitorios de El Cuervo (Medina-Sidonia, Cádiz), bien fechados en el siglo XVIII, demuestran que es un modelo con tanta vigencia como la misma presencia cristiana en la región.
Bobastro es una iglesia inacabada, cuya cabecera está recortada en la piedra hasta la profundidad necesaria para dejar al aire muros con arcos completos. La planta es basilical, con tres naves, crucero y tres capillas, la mayor en forma de herradura; también son de herradura los arcos abiertos en los muros, con un sentido puramente decorativo; recientes excavaciones han permitido establecer la posición de dos entradas a una cripta, que debió proyectarse bajo el crucero, pero no llegó a concluirse. También se ha reconocido la planta del monasterio mozárabe, con celdas rupestres alrededor de un gran patio, que tiene ya un cierto sentido de claustro medieval.
Las investigaciones de Puertas Tricas permiten añadir a Bobastro una serie de siete iglesias más, que dentro de la tosquedad natural en la arquitectura rupestre amplían el panorama sobre la vida monástica mozárabe en la zona de Ronda. Se diferencian tres tipos: el basilical con tres capillas, el de tres naves independientes y el de una sola nave. Algunas de estas iglesias se han excavado en la roca con relativo esmero, hasta obtener paredes rectas y verticales, mientras que otras ofrecen trazas más irregulares. En todo ello, hay características impuestas por el uso litúrgico y por las preferencias personales de los monjes; además, deben tenerse en cuenta las limitaciones del propio material, que obliga a dejar separaciones más o menos amplias entre los vanos, según la consistencia de la piedra; las paredes inclinadas y los extremos redondeados de las naves se producen habitualmente por la excavación a escoda de la roca blanda, lo que obliga a estudiar con precaución cualquier cavidad rematada en forma similar a la herradura, ya que ésta puede ser una consecuencia de la comodidad de la labra y sólo en los casos bien documentados por el análisis arqueológico pueden identificarse como síntoma de adopción de una forma islámica por los monjes mozárabes.

Imágenes

Iglesia de Mesas de Villaverde (Málaga). Planta Iglesia rupestre del Barrio de la Oscuridad (Ronda). Planta Iglesia rupestre de Coín (Málaga) Iglesia rupestre de Nuestra Señora de la Fuensanta (La Pizarra). Planta